Define la personalidad de marca de tu empresa y conquista a tu audiencia

Personalidad de marca

La importancia de elegir la personalidad

La personalidad es una de las características que diferencia a las personas y las vuelve únicas. Con las marcas, sucede lo mismo. Como bien sabes, como consumidores, no compramos solo utilizando la lógica, las emociones también entran en juego. Al momento de tomar decisiones intervienen dos factores fundamentales: cómo nos sentimos al adquirir un producto o servicio y cómo percibimos a la marca que lo proveerá.

Por eso, debes entender que los consumidores eligen empresas por los beneficios que aportan a su vida. Pero también, por las historias que cuentan, los vínculos que establecen con su audiencia, la experiencia que implica comprarles a ellos y por su personalidad. De modo que, vender no es el objetivo, es una consecuencia. Para que la venta se concrete, es preciso, pues,  contar con una identidad corporativa que inspire seguridad y confianza y en donde todos los engranajes funcionen bajo el mismo lineamiento. Al confiar en tu negocio, las personas se identificarán con tu producto y servicio y se sentirán parte. Y eso es lo que necesitas lograr, que tu audiencia perciba la personalidad de tu marca a través de todos los medios y todas las acciones que llevas a cabo. Definir tu presencia empresarial, hará que tu negocio se humanice a los ojos de tu público.

Artículo relacionado: Qué es el plan de marketing con propósito.

Personalidad de marca: el modelo de Aaker

En 1997, Jennifer Aaker, investigadora de Stanford, realizó un estudio con diferentes grupos de consumidores. El resultado de su investigación determinó cinco tipos de personalidades:

Sinceridad: Son las marcas que se caracterizan por ser honestas, centradas, genuinas, empáticas y leales.

Excitación: son aquellas que se definen como imaginativas, curiosas, proactivas, ingeniosas y apasionadas.

Competencia: son las marcas que se construyen como confiables, inteligentes, líderes, exitosas y racionales.

Sofisticación: son aquellas cuya imagen corporativa expresa la sensualidad, la superioridad, lo elitista, lo caro y lo exclusivo.

Rudeza: estas son las marcas originales, fuertes, resistentes, tenaces y llenas de ímpetu.

Define la personalidad de tu marca

Comparte tu historia

Un aspecto muy importante a tener en cuenta es la historia de tu negocio. Las personas se identifican con las historias. Escríbela y comparte con tu audiencia cuáles fueron tus comienzos, quiénes fueron los fundadores, bajo qué circunstancias fue creada y todo aquello relevante que quieres que tu público conozca.

Establece tu propuesta de valor

La propuesta de valor es lo que te hace diferente del resto de las marcas. En ella estableces los pilares de tu negocio y ayudas a que tus clientes entiendan por qué tú eres su mejor opción. Debes dar a conocer cómo es que tu producto o servicio mejora la calidad de vida de los consumidores y resuelve sus problemas.

Comunica tu misión y visión

Es importante que las personas conozcan tu misión, a qué te dedicas y a quién ayudas en el presente. La visión está enfocada en el futuro y se trata de a dónde quieres llegar, qué aporte quieres hacer a la sociedad a medio y largo plazo, qué huellas quieres dejar y a dónde quieres llegar.

Deja en claro tus valores

Los valores son de suma relevancia porque son las cualidades, virtudes y principios que determinan tu conducta. Una vez que definas los de tu marca, debes actuar de acuerdo a ellos. Tienes que ser cuidadoso, las personas siempre están atentas a las marcas que les interesan, no vayas en contra de lo que promueves como tus imprescindibles.

Determina a tu público objetivo

Para conocer en detalle a quién va dirigido tu producto, debes  especificar categorías como la edad, estado civil, gustos, intereses, hobbies, necesidades, motivaciones, miedos, valores y problemas. Definirlas te dará una ventaja competitiva, ya que podrás orientar tu marca y hacer los ajustes necesarios para que tu público objetivo se identifique con lo que tú ofreces.

Selecciona la personalidad de tu marca

Ahora sí, luego de definir todos los pasos anteriores, es el momento de seleccionar los atributos de la personalidad de tu marca. La manera de definir las bases de la personalidad es a través de adjetivos. Selecciona entre 7 a 10 palabras que mejor expresen cómo es tu marca. Puedes guiarte con el modelo de Aaker.

Personalidad de marca

Con una personalidad definida, conectarás de manera emocional con las personas y lograrás que se identifiquen con tu negocio. Para eso, es preciso que conozcas a tu público objetivo y definas a tu buyer persona.

GMOL Solutions te ayudará a aumentar la calidad conceptual de tu marca y aportará una visión integral. Podrás incrementar el valor de tu empresa y posicionarte entre los mejores. Trabajaremos para abarcar distintos lenguajes que integren y constituyan una estrategia de marketing eficaz. Nuestro equipo de creativos se pondrá en tus zapatos, para entender cada aspecto de tu empresa. Así, podrás expresar quién eres y captarás clientes reales.

Definir la identidad de tu marca es una ventaja competitiva, ya que, las personas se sentirán identificadas con tu empresa. Conocer en detalle a tu público objetivo te permitirá ajustar y medir el impacto de tu plan de marketing. Esto es fundamental si quieres optimizar tu sistema de ventas y potenciar tu empresa.

En GMOL Solutions contamos con un excelente equipo de profesionales especializados que te ayudarán a sacar la mayor rentabilidad a tu estrategia.

Haremos de tu proyecto una realidad. Confía en profesionales, confía en GMOL Solutions.

Ejecutiva de Cuentas. Departamento de Marketing Online.

Suscripción

¿No quieres perderte nada?

¡Suscríbete a nuestro blog!

Suscripción

¿No quieres perderte nada?

¡Suscríbete a nuestro blog!