Qué es el storytelling y ejemplos relacionados

El storytelling es el arte de contar historias para comunicar.

Piénsalo por un momento. ¿Qué son las películas, los libros o muchas expresiones de arte? Historias que
necesitan ser contadas o, en su defecto escuchadas. El significado de storytelling no es otra cosa que
embelesar con una historia para enganchar a nuestro consumidor.

La publicidad se ha apoyado desde hace mucho tiempo en las historias para conectar con el público.

El storytelling se crea en base a un modelo tan antiguo como el marketing: Identificar a nuestro público y
contarles un cuento “érase una vez una agencia de marketing que diseñaba las estrategias y las webs más bonitas y optimas del reino…”

En un mundo donde el volumen de información es agobiante, las historias son capaces de destacar por
encima del resto de mensajes y siempre generan una interacción.

Esta antigua técnica se apoya en los nuevos medios como son las redes sociales.

Éstas permiten una comunicación con doble sentido. Aunque sea tu empresa la que cuenta la historia, los
futuros consumidores pueden participar y contar su propia vivencia con nuestra marca. Esto mejorará su
compromiso y atraerá más clientes.

Según Giles Lury, presidente de The Value Engineers, una empresa líder en el mercado británico, esta
tendencia del marketing se debe a la profunda necesidad que tiene el ser humano de encontrar
entretenimiento. Las historias nos ilustran, permiten que recordemos con facilidad y, sobre todo, permite
crear un lazo emocional entre cualquier empresa y sus clientes.

¿Hay beneficios en storytelling?

Parece que toda persona que escucha aquello de “Érase una vez …”, enfoca su atención y es capaz de
olvidar todo lo que le rodea. Ésta es la magia del storytelling.

Un ejemplo de ello es el típico caso de una marca que quiere darse a conocer. Cuando un empresario mira
en sus redes sociales que existe una nueva marca de pizza, al principio lo tomará como algo frío y lejano.
“Una franquicia más”, pensará. Y continuará viendo posts.

Sin embargo, una de las cosas positivas que tienen las marcas es que tienen una trayectoria, momentos
clave y valores. ¿Por qué no usar esos valores para llegar a nuestros futuros clientes?

Con storytelling puedes llegar a las personas de manera más cercana y hacer que sientan que no es una
marca más, sino, por ejemplo, una marca que se preocupa por el medio ambiente, la sanidad, la salud de
sus trabajadores y por qué no la solidaridad.

Esta historia tan bien contada no servirá si solo es escuchada una vez, la imagen de la empresa debe ser
algo constante y continuado en el tiempo.

Pasos a seguir para crear tu historia

El storytelling es la forma en que mostramos nuestra marca al mundo, nuestro branding, cómo es nuestra
comunicación, nuestra forma de trabajar, nuestros valores de empresa; nuestro storytelling es quiénes
somos.

Para definir la historia que te definirá en el mercado has de tener claro cuál es tu objetivo comercial y
definir la audiencia, quiénes son aquellos que comerán tu pizza, tu producto exclusivo.

Y, para eso estamos nosotros; para ayudarte a conseguir la mejor imagen corporativa de tu empresa y
mostrar que eres el mejor en tu trabajo.

Para ello es importante definir, de nuevo tu audiencia, si queremos que la pizza esté orientada a los
universitarios que salen un viernes de clase o a la familia numerosa que sale de puente. Nosotros
llegaremos a ellos.

Sabremos cuáles son sus intereses, sus motivaciones, la mejor forma de llegar a sus emociones para que
así te elijan como el mejor y el que cumple su necesidad, ya sea momentánea o duradera.

¿Contar historias puede con la competencia?

Usaremos otro ejemplo; somos una marca de belleza y vendemos cremas faciales. Nuestra línea narrativa
podría estar enfocada, como dijimos anteriormente en la defensa del medio ambiente o como una empresa líder que realiza sus propias investigaciones y que ha desarrollado compuestos únicos en el mercado.

El gran problema de todo mercado reside en que tú no estás solo en él y tu competencia también intenta
captar la atención. Pero, ¿quién ganará?

La línea narrativa que elegiremos seguir será nuestro valor referencial respecto a la competencia, lo que tu
público objetivo apreciará de tu empresa, lo que la diferencia y lo que hará que te elija a ti y no a otra
marca.

Nos encargaremos también del concepto creativo, es decir, de definir por cuánto tiempo se dará esa
imagen, y cuándo será el momento de mejorarla o añadirle pequeños matices para conseguir nuevos
clientes.

La intención que perseguimos al utilizar la técnica del storytelling es generar una relación más allá de la
mera transmisión del mensaje a nuestra audiencia. Esta es la forma en la que se consigue llegar a la mente del consumidor.

Para saber más sobre storytelling pincha aquí

Tipos de storytelling

Hay diferentes tipos de storytelling basados principalmente en la historia que quieres contar.

Por ejemplo, podemos contar una historia en la que los hechos que se relatan no son reales, sino que nos
basamos en personajes o hechos inventados para transmitir nuestro mensaje.

Por otro lado, se puede contar la historia de una marca. Éste es el caso de la clásica marca con años de
experiencia y gran reputación. Para este tipo de marcas suele ser la mejor opción, ya que al repasar su
historia pueden levantar sentimientos de nostalgia en sus consumidores.

Otro tipo de storytelling es la recreación de situaciones reales de consumo. Se refleja la realidad absoluta
sobre las situaciones de consumo del producto en las que se apoya el mensaje. Su finalidad es que el
público se sienta identificado con lo que viven los protagonistas de la historia mientras consumen el
producto o servicio en cuestión.

Y, por último y ya expuesto antes, podemos basar nuestro storytelling en los valores de nuestra marca. La
clave de este tipo es hacer que los protagonistas encarnen dichos valores. El objetivo será que la audiencia relacione la marca con la personalidad de los protagonistas.

¿Preparado para crear tu mejor historia?

Contacta con nosotros y convertiremos tu empresa en la mejor opción.

Directora de Marketing. Departamento de Marketing Online.

Suscripción

¿No quieres perderte nada?

¡Suscríbete a nuestro blog!

Suscripción

¿No quieres perderte nada?

¡Suscríbete a nuestro blog!